El bien común. Lo colectivo. Lo que es susceptible y deseable que sea valorado y disfrutado por todas las personas de una colectividad. Lo que tenemos obligación de preservar para las generadoras venideras. Nuestra obligación plural y colectiva. Y así podríamos seguir indicando posibles contenidos de este concepto clave, el bien común.

Tradicionalmente la ciudadanía hemos dejado en manos de los poderes públicos la administración diaria de esos intereses colectivos. De hecho, en lo referente a la capacidad legislativa y de gobierno y gestión administrativa sigue siendo, obviamente, así. Pero, en los últimos años, afortunadamente, cada vez se dan más iniciativas ciudadanas que cuidan y protegen el bien común, lo que es de todas las personas que componen una colectividad. En este punto recomiendo vivamente la película documental francesa “Mañana”, una estupenda colección de experiencias en diferentes puntos del planeta en las que la ciudadanía trabaja por el bien común.

Justo en ese punto puede surgir alguna discrepancia: ¿qué cosas en concreto integran el bien común a proteger?. Hay temas pacíficos, sobre los que parece no haber dudas de que integran el bien común de una comunidad, de una ciudad, de un territorio: los valores ambientales (dominio público hidráulico, flora, fauna), la movilidad, la eliminación de barreras físicas, la ordenación física de un territorio, el modelo de desarrollo local, la participación ciudadana. Pero hay otros en que igual el tema ya no está tan claro. En todo caso, en principio, creo que la ciudadanía tenemos pleno derecho a plantear a las instituciones cualquier cuestión que creamos puede mejorar lo común, para garantizar que la igualdad sea real y efectiva.

En nuestra tierra, Córdoba, en los últimos años se están desarrollando experiencias desde la ciudadanía para cuidar el bien común en facetas variadas. Desde el centro social Rey Heredia y sus acciones de rescate y apoyo a los más débiles, la plataforma ciudadana “A desalambrar” en defensa de los caminos públicos, la iniciativa ciudadana por el parque natural Sierra Morena de Córdoba con miles de firmas y apoyos a esta causa, colectivos de defensa de la sanidad o la educación pública, espacios en la red para denunciar situaciones de abandono (grupo de facebook “Córdoba injusta y abandonada”) y otros en defensa del árbol o por una Córdoba accesible y sin barreras, colectivos que promueven el consumo responsable, o la acción concreta de la asociación de vecinos del barrio de El Naranjo llevando al Defensor del Pueblo la situación de la Fuente pública de La Palomera ante la inacción de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.  O las acciones que están desarrollando ciudadanos a título individual, pues el activismo de personas también está dentro de este concepto de defensa del bien común, sin lugar a dudas, con denuncias públicas o instando al Defensor del Pueblo para que las Administraciones actúen.

Todos estos movimientos y acciones que se están dando en nuestra tierra tienen como principales características que surgen de la propia ciudadanía, son transversales, se organizan de forma democrática y transparente, y son muy activos en la defensa del bien común de esta tierra. Están suponiendo un elemento pedagógico democrático de primer orden y actúan en muchas ocasiones exigiendo a los poderes públicos para que cumplan con sus obligaciones.

Suponen un elemento para la esperanza en Córdoba. Una tierra en la que, en muchas ocasiones, hay demasiado silencio sobre problemas históricos como el desempleo o la falta de protección de la Sierra, estas iniciativas ciudadanas están suponiendo una reactivación de la gente en defensa de lo común, de lo que atañe la vida de todos, de lo que hemos de dejar en las mejores condiciones a las generaciones venideras, en definitiva, de lo que es de todos, cordobeses y no cordobeses. Creo que este es el camino.

Ángel B. Gómez Puerto. Abogado. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estarás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha en el siguiente enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies